Empleada dona riñon a su jefa y esta la despide

Debbie Stevens, de 47 años dodebbieno a su jefa un riñon para salvar la vida ha decidido ahora demandarla tras haber sido despedida.

 

 

 

 

El postoperatorio le resultó problemático, por dolores y fuertes molestias en las piernas. Y ahí, cuenta, empezaron sus problemas con la empresa.

Debbie se sintió presionada para regresar al trabajo, cosa que hizo el 6 de septiembre. Tres días después el malestar le llevó a quedarse en casa y recibió una llamada de su jefa, que aún no se había incorporado al trabajo, recriminándole su ausencia. “No puedes andar yendo y viniendo, tus compañeros pensarán que tienes un trato especial”, le dijo su jefa, según su propio relato.