Claves para crear el nombre de tu marca

El nombre de la marca para tu nuevo emprendimiento es el aspecto más relevante, dado que desde el principio debe cumplir con la función de ser percibida por tus diversas audiencias clave y lograr generar recordación en ellos. Ojo, no es una tarea sencilla. Sin embargo, antes que nada, debes saber que esta debe  proyectar y crear la necesidad de atracción por tus productos y/o servicios. ¿Te preguntas cómo consigues esto? ¡Transmitiendo fuerza y emociones!

Existe el profesional para la creación del nombre de novedosos productos o empresas, por lo general es un experto en marketing, pero aquí entendemos que comenzando a ser un emprendedor tu inversión no cuenta quizás con un amplio presupuesto para contratar sus servicios. Por esta razón, compartimos la metodología genérica, de manera para que empieces con esta tarea y pegues del techo tu idea de negocio.

Toma cada paso como referencia, solo tu dedicación y constancia te asegurarán el éxito, empecemos:

  • ¿Qué quieres decir? Una marca asertiva debe transmitir quién es y qué es lo que hace en pro del cliente. Como punto de apoyo, para ir estableciéndolo te recomendamos que: describas tu negocio, diferencies cuál es el valor agregado que brinda tu marca al de la competencia, sepas qué es lo que haces mejor, tengas claro cómo te gustaría que te reconozcan tus audiencias y qué nicho de mercado quieres atacar.

Si ya definiste todos estos puntos, entonces considera que:

  • Menos es más. Tu marca no debe superar las siete letras. Debe ser un nombre conciso, que suene bien en voz alta, que no se confunda con los idiomas pues debe ser fácil de pronunciar, y por supuesto, debe tener relación con el negocio.
  • Siempre en positivo. No utilices palabras que puedan perjudicar la percepción, ojo con esto, a veces no nos damos cuenta.
  • No hay marca sin slogan: Este será tu apoyo de impacto, lo que quieres que recuerden, lo que generará conexión. Debe ser fresco y sonar muy bien.
  • ¡Arriba los brainstorming! Divertidos y acertados. Reúne a tus amigos, familiares y por supuesto socios para organizar una lluvia de ideas; pásenla rico, y con lápiz y papel en mano, empieza a anotar todo lo que se les ocurra. Seguramente allí tendrás más claro la nueva marca y/o slogan. 
  • Usa la técnica de descarte. Es más fácil tener varias opciones e ir viendo las posibilidades diciendo “esto no”, que ir de una a la que más nos atrae. No necesariamente esa es la mejor opción, debes pensar por tu audiencia. Llegará la correcta.
  • ¿Tiene emoción? Si despierta sentimiento en positivas, vas por el camino correcto. Lo importante es aportar valor. 
  • ¡Compáralo! Internet lo tiene todo. Una idea es utilizar, Google AdWords, para evaluar si ya no está ese nombre en el mercado y si puede ser posicionado correctamente.

Todos los procesos creativos toman tiempo, no te frustres y disfruta el camino.